Compartir
DDR4_vs_DDR3
DDR4_vs_DDR3: actualizando nuestros PCs

Casi 9 años después del lanzamiento de las memorias RAM de tipo DDR3 SDRAM (Double Data Rate type 3 Synchronous Dynamic Random-Access Memory), lanzaron a mitad de 2.013 las primeras unidades de DDR4 SDRAM (DDR4 SDRAM (Double Data Rate type 4 Synchronous Dynamic Random-Access Memory), se ofrece en el mercado por precios cada vez más razonables (si tenemos en cuenta que son módulos con ventilación propia en la mayor parte de los casos). Indudablemente, la evolución DDR3 a DDR4 ofrece más rendimiento, mayor densidad y fiabilidad, aunque pierde compatibilidad con los estándares de memoria anteriores a nivel de pines (conectividad), lo que nos obliga a cambiar la placa madre o motherboard.

Realmente, ¿nos merece la pena cambiar de DDR3 a DDR4? Normativa, velocidades y otros parámetros nos obligan a saber el porqué y el intríngulis de los cambios que han realizado para saltar a este nuevo tipo de módulado RAM.

DDR4 vs DDR3
DDR4 vs DDR3… ¿nos merece la pena cambiar de DDR3 a DDR4?

Por un lado están las frecuencias máximas de trabajo, medidas en MHz, cuya velocidad en DDR4 supera los 3.200MHz frente a los 2.133MHz de su versión anterior. Por otro lado, esta las operaciones I/O, que mejora las tasas de transmisión hasta los 4.266MT/s,  además de utilizar versión que permiten rebajar el consumo y aumentar la potencia con menores voltajes:

DDR4_vs_DDR3
DDR4_vs_DDR3: tabla comparativa
Destacamos el límite máximo de la capacidad de memoria a instalar en una sola placa, superando los 128GB que se permitian en la anterior versión, la DDR3.

Como en toda nueva tecnología que emerge, el precio de módulos y kits DDR4 es superior al de DDR3, en una media del 20-25% en módulos con frecuencias moderadas a 2.100 – 2.400 MHz. Eso sí, el precio ha bajado bastante en el último año y lo debe hacer aún más a medida que aumente la oferta.Recalcar que el mayor precio de las memorias DDR4 no es lo único que debe preocupar al usuario sino la necesidad de adquirir nueva placa base por la incompatibilidad con las anteriores. Hay placas que ofrecen soporte para ambas (especialmente en portátiles). Podría ser una solución para una parte de usuarios que quieran actualizar conservando sus módulos DDR3 actuales.

Poco a poco, la nuevas placas madre y, por supuesto, el aumento de las memorias caché en los procesadores, hacen que nuestra dependencia de la memoria RAM vaya disminuyendo, trasladando la preocupación a otros parámetros como la latencia, CL9 en el caso de las memorias DDR4.

Esta actualización es interesante si se adquiere un nuevo PC o portátil. En el caso de actualización de los PCs de los que dispongamos, necesitaríamos un gran desembolso ya que las memorias DDR4 necesitan otro tipo de socket diferente a los actuales, lo cual incrementa el gasto y desembolso sobre las placas madre.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA